14/04/2024

Tono Deportivo

Deportes Colombia y el Mundo

Argentina sería la única sede.

Argentina sería la única sede.

Colombia sin Copa América

Spread the love

Fin de la novela de la competencia continental que tuvo en vilo a medio país y gran parte de Sudamérica.

Hoy la noticia del día que cerró la jornada fue la confirmación de la Conmebol negaba el aplazamiento de la Copa América que había pedido el Gobierno colombiano. Esto no fue decisión de un solo día, todo fue producto de unos largos meses de pretensiones y rumores.

Desde que se continuó con la idea de realizar el certamen después de la pandemia en junio de 2021, el primer obstáculo fue la situación del Covid-19, que tuvo su segundo pico al finalizar el año pasado y que dejaba en entre dicho la competencia.

A medida que se fue acercando la fecha para organizar y poder entregar los estadios, las vacunas llegaron al país y en medio de presiones, algunas de en tono amenazante, se pretendía desde la Conmebol jugar con público, así sea con un 25%.

En ese momento se presentó el primer rumor de que la Copa América se mudaba a otro país, en Argentina el Gobierno de Alberto Fernández no tenía claro su desarrollo. Después con la involucración plena del Ministro del Deporte, Ernesto Lucena, y el de salud, Fernando Ruiz, la administración de Iván Duque empezó a trabajar.

Los contactos y diálogos con la Conmebol mejoraron y hasta se llegó a hablar de la idea de postular a Colombia cómo única sede, se empezó a “preparar” el Eje Cafetero. Todo estaba justo y el calendario estaba apenas para poder llevar a cabo dicha competencia.

El paro del 28 de abril dio inicio a una ola de violencia, abuso de poder, vandalismo y una grave situación mundial que puso en boca del mundo entero a Colombia. La vuelta de los cuartos de la Liga BetPlay DIMAYOR tuvo que ser aplazada (hasta la fecha sigue sin reanudarse) y el país entró en un bloqueo interno.

Las alarmas se encendieron cuando a la semana siguiente los equipos colombianos en Copa Libertadores y Copa Sudamericana debieron hacer las veces de local en otros países del continente, además de las acusaciones de las instituciones internacionales por la violencia que se presentaba en el país.

El paro continúo, mientras que el Gobierno intentaba remediar la situación sin que la Copa se afectara. Argentina reiteró que estaba lista para acoger el torneo y aquí se intentó dar calma programando nuevamente los partidos de las copas internacioneles.

Nuevamente la situación vivida en Barranquilla en los partidos de Junior vs River Plate, y América de Cali vs Atlético Mineiro en medio de desmanes y gases lacrimógenos, dejó terriblemente mal la imagen del país y la pretensión de dar un parte de tranquilidad para la Copa América.

Sin embargo, sabiendo del error, la Conmebol ratificó que la Copa se haría en los dos países, ya antes se había consensuado que se podía desarrollar sin público. En la última semana a medida que seguían las protestas y los desmanes en Colombia, las selecciones empezaron a dar a conocer sus convocados para la doble fecha de Eliminatorias previa al certamen.

Ese guiño intentó tapar la difícil planeación de la competencia que empezaba su cuenta regresiva. El país entró en incertidumbre cuando salían los rumores de la posibilidad de que Argentina organizara sola la Copa América. Pues el supuesto se confirmó hoy.

En la mañana las versiones crecieron en el país ‘Gaucho’ cuando aquí se hablaba de la salida del Ministro del Deporte de dicha cartera. La Conmebol informó que no veían viable el desarrollo de la Copa América por medio de un comunicado, donde resaltaban la situación interna.

La respuesta del Gobierno fue una reunión con las carteras de Salud, Interior, Deporte y Cancillería con el Presidente Iván Duque. En la tarde la tensión reinó fuer a de la Casa de Nariño, el encargado de hablar fue Ernesto Lucena, que además de negar su salida o renuncia, informó que el Gobierno le solicitó un aplazamiento a la Conmebol.

Bajo la premisa de poder realizar la Copa América en diciembre con el 50% del público garantizado, los diplomáticos colombianos intentaron una jugada inesperada. Más se demoró la reunión que la Conmebol en oficializar su negativa y advertir que la competencia no se iba a hacer en Colombia.

Evidentemente correr el calendario es casi imposible y ante el poco control de la situación social en el país terminaron dándole fin a una novela que no deja bien parado a Colombia, pero que para gran parte del pueblo es eliminar una supuesta cortina de humo de algo inviable.

Ahora solo queda esperar la confirmación de la Conmebol donde declara a Argentina cómo sede única. Ya se habla de otras dos o tres ciudades que sirvan para acoger la Copa América. En Colombia se mirará la posibilidad de que Colombia haga de local en Lima ante Argentina por la fecha de Eliminatorias.