20/01/2022

Tono Deportivo

Deportes Colombia y el Mundo

El futuro del volante en Bogotá está en veremos.

El futuro del volante en Bogotá está en veremos.

Fredy Guarín, en vilo con Millonarios

Spread the love

El estelar fichaje de los ‘Embajadores’ parece tener un futuro alejado al onceno capitalino.

Ayer salía la bomba, los medias de daban repercusión a la posible renuncia de Fredy Guarín. Hasta este momento el mundialista de Brasil 2014 no ha pasado esa carta de renuncia que certificaría su salida y desvinculación del equipo albiazul. Mientras esto no ocurra el jugador sigue haciendo parte del plantel.

Hoy el volante se ausentó nuevamente de los entrenamientos, todas han sido charladas e informadas al cuerpo técnico que ha expresado el apoyo al jugador que se ha ausentado por asuntos personales. Ya en su momento la salida de Vasco Da Gama se dio también por un tema personal.

En ese entonces el presidente de la institución brasileña comentó que Fredy no estaba muy bien anímica y mentalmente, al ver que tenía más su cabeza en Colombia le permitieron irse sin mayor oposición. Hoy un tema personal vuelve a aparecer en la vida de un jugador que llegó a ilusionar a la afición de Millonarios.

Después de un año, donde los coqueteos de Guarín eran constantes, las únicas dos dudas eran su salario alto y el estado físico de un jugador con más de un año de inactividad. Cuando el oriundo de Puerto Boyacá llegó su evidente falta de condición física fue objetivo de burlas y ofensas, pero eso fue un aliciente para él, como el propio jugador lo comentó.

En su inicio con los ‘Embajadores’ ha venido teniendo pocos minutos, mientras que recuperaba su forma física de cara a la otra mitad de la Liga. Varios jugadores han expresado la importancia de tenerlo en el camerino y los consejos que les brinda. Alberto Gamero le fue dando más chances a medida que se recuperaba de una molestia.

Ahora lo único que se sabe es un mar de incertidumbres entre la institución albiazul y el centrocampista internacional. La proyección que tenía Fredy Guarín era importante, pero de darse su salida, aunque el equipo se ahorre un gran salario, el envión que causo su fichaje, sobre todo en la afición, dejaría un amargo sin sabor.