21/01/2022

Tono Deportivo

Deportes Colombia y el Mundo

Manchester City dejó en la lona a Liverpool

Manchester City dejó en la lona a Liverpool

MANCHESTER CITY LIDERA EN ANFIELD Y EN LA PREMIER LEAGUE

Spread the love

En su visita a Liverpool los dirigidos por ‘Pep’ Guardiola pasaron de disputar un partido apretado con los ‘Reds’, a dar un baño e imponerse con contundencia 1-4 y quedar como líderes en solitario de la Liga inglesa.

En Anfield los ‘Citizens’ apabullaron al equipo de Jürgen Klop. El partido de la fecha, del fin de semana, fue un espaldarazo para el equipo de Manchester que ya logra un récord de 20 victorias consecutivas, y al mismo tiempo el resultado quedó como una daga clavada en las aspiraciones del vigente campeón para defender el título.

El partido empezó equilibrado, como es común, Manchester City quería imponer el ritmo del partido y quitarle la dinámica al Liverpool, que para los locales ya es algo mecánico. Gündogan desperdició un penal que le daba una vida más a los ‘Reds’ y que nuevamente le permitía a la defensa reorganizarse.

Toda la emoción llegó en la segunda mitad, después de un juego muy táctico y meticuloso, esa carencia que tiene el Liverpool en la zona defensiva por no tener centrales, hoy quedó más en evidencia que nunca. Klopp decidió poner a los dos volantes, Fabinho y Henderson, en vez de poner a uno de los nuevos fichajes que llegaron en invierno para que no tuvieran un tras pie en su debut.

Ese factor lo aprovechó el City, que por los costados hizo mucho daño, cobró las constante salida de los laterales y los fallos en el posicionamiento sobre todo Jordan Henderson. Gündogan anotó el primero para sacudirse del penal errado. Para traer calma Mohamed Salah puso el gol de la igualdad.

Cuando el Liverpool y sus aficionados en sus hogares confiaban en un empate que no los dejaba mal parados en la tabla de la Premier League, llegaría nuevamente el alemán, una vez más un puñal por el costado perforó la defensa local. Cómo un boxeador orgulloso los ‘Reds’ no optaron por bajar los brazos, querían ir por el intercambio de golpes.

Cómo lo dijo el técnico alemán al finalizar el encuentro «el cambio táctico e ir a buscar la pelota para hacer daño nos pasó factura», así fue, otra vez por la espalda de Roberson se coló Bernardo Silva y con una vaselina de maravilla sobre Allison (que tuvo su peor noche desde que llegó a Liverpool) habilitó a Sterling en la ralla de gol.

Ya con la dignidad en las manos y un resultado que reafirmaba el momento de cada equipo, Liverpool sufrió el último revés. El joven maravilla y sensación del Manchesr City, Phil Foden, puso la cereza en el pastel, sello un partido mítico y qué mejor que con senda definición cruzada.

Con el final del encuentro solo quedaba ver el último duelo, la cara de los entrenadores. Guardiola con satisfacción y esa cara de chico malo de secundaria que sabe que la cámara lo está enfocando. Y Klopp tratando de asimilar lo que pasó, pero que como un justiciero alemán no podía permitir que su ejercito lo viera mal. En fin, bendita Premier League.